FANDOM


Oogie Boogie  es otro de los personajes importante de la saga de Sefirot's Game, aunque no adquiere un papel relevante hasta el tercer libro. También es el Secuaz del Jinete Peste.

Tiene grandes poderes de gravedad pudiendo levitar y crear agujeros negros para ir de una dimensión a otra sin ningún problema.

Aspecto físico y personalidadEditar

Oogie Boogie es un enorme saco de bichos que no tiene corazón alguno, no es capaz de sentir pena o felicidad por los que le rodean y por tanto siempre se dedica a fastidiarles. Se trata de un ser muy inestable capaz de cometer múltiples fechorías según se le antoje.

PasadoEditar

Se trataba de un chico que vivía en la calle. Un día, unos niños le invitaron a participar en su juego si entraba a recoger la pelota de la casa de la bruja Alexia , y accedió. Al entrar vio un gran banquete, y sintiendo que las tripas le rugían de hambre, comenzó a comer de él. Fue entonces cuando Alexia le pilló y furiosa le convirtió en un saco de bichos sin corazón. Después de eso y tras observar los acontecimientos futuros, Oogie Boogie huye gracias a la ayuda de Tidus y Yitán .

Finalmente, el Oogie Boogie presente consigue su cuerpo de niño y una nota de Papá Noel diciéndole que disfrute de su cuerpo temporal y de su recién adquirido corazón.

En Sefirot's GameEditar

En el primer libro, Oogie Boogie apenas tiene un papel relevante en el transcurso de la competición, simplemente aparece para ayudar a Sefirot a sacar al Vincent descontrolado de la dimensión y como presentador del Grand Prix. También, se le menciona en las conversaciones de Sefirot y Sefirot the Best como posible responsable de enviar los Monstruos Aleatorios.

En el segundo libro se descubren los detalles acerca del pasado del Oogie Boogie, y que es quien envió los Monstruos Aleatorios. Esto enfurece a Sefirot y comienza a buscar la forma de cazarlo y acabar con él para que no delate Sefirot's Game a los Jinetes. Apareció en el castillo de Apocalipsis, alertando a los Jinetes y provocando así que Cloud y su mascota fuesen capturados.

Su primer movimiento fue en la dimensión de las misiones de Adalbert Steiner, donde usó su poder para sellar a los Santos el Día de todos los Santos y así crear el Halloween eterno. Sin embargo, gracias a los esfuerzos de los participantes de SG lograron pararle los pies a tiempo.

Su segundo movimiento fue el día de Navidad cuando secuestró a Papá Noel para arruinar las fiestas. Cuando le pillaron les reveló que Steiner era en realidad un Monstruo Aleatorio destinado a sabotear Sefirot's Game desde dentro. Esta vez, con la ayuda de los espíritus de la Navidad consiguieron pararle, descubriendo parte de su pasado.